Objetivos del Milenio

Objetivos del Milenio

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio, conocidos habitualmente como los Objetivos del Milenio, son las conclusiones aprobadas en la Cumbre del Milenio celebrada en septiembre de 2000, según la Declaración del Milenio de la ONU, aprobada en el 2000 por 189 jefes de estado y de gobierno.

Los Objetivos del Milenio son ocho puntos en las los cuales los países se comprometen a unificar sus acciones en aspectos tales como la lucha contra la pobreza, el analfabetismo, el hambre, la falta de educación, la desigualdad entre géneros, la mortalidad infantil y materna, la enfermedad y la degradación del medio ambiente. Según Sánchez Fernández, investigador de la Universidad de Vigo (http://www.eumed.net/eve/resum/06-10/psf.htm), “la singularidad de los Objetivos frente a otras iniciativas anteriores emprendidas por organismos internacionales a nivel global se basa en cuatro razones determinantes que han sido ya esbozadas con anterioridad y que seguidamente se sintetizan:

En primer lugar, debe destacarse que son objetivos centrados en el ser humano y que, al mismo tiempo, deben ser logrados dentro de un plazo definido para lo cual son fácilmente mensurables. Del mismo modo, están basados en una alianza global la cual hace hincapié en la responsabilidad de los países en vías de desarrollo para solucionar sus propios problemas y en el apoyo de los países desarrollados a estas medidas. La tercera razón descansa en el hecho del amplio apoyo político con que cuentan tanto desde el ámbito político al más alto nivel como de la sociedad civil, de tal manera que se puede hablar de que son metas globales planteadas. Y, finalmente, de manera determinante se debe incidir en que se está hablando de objetivos factibles o alcanzables, como fue señalado previamente.”

Los Objetivos del Milenio fueron subdivididos en metas en indicadores a ser evaluados hasta 2015 y en ellos se estipula expresamente incorporar los principios del desarrollo sostenible en las políticas y los programas nacionales y revertir la pérdida de recursos del medio ambiente. Este compromiso supone un planteamiento global por parte de los dirigentes mundiales de cara a la erradicación de la pobreza aprovechando el conocimiento y tecnologías disponibles en la actualidad. Esto nos compete directamente como institución educativa, lo cual nos lleva a fomentar asociaciones mutuamente provechosas que nos permitan el intercambio científico, educativo y tecnológico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s